Comunidad de Propietarios: Caso Real

abogado-comunidad-propietarios

Si habituales son los problemas de filtraciones en garajes, este año han sido varias las comunidades que nos han planteado casos similares relacionados con la fachada de su edificio. Todos ellos en edificios de entre 6 y 9 años y de entre 5 y 8 plantas de altura.

El problema planteado era debido a que se estaban produciendo desprendimientos de mortero y de ladrillos de la fachada como consecuencia, fundamentalmente, de una mala ejecución del material de la obra.

En todos los casos, se daba una característica común y era la ausencia de daños al interior, ya que no provocaban filtraciones y por tanto no aparecían humedades en las viviendas, lo que había mantenido a los vecinos ajenos a un problema muy grave no sólo por la conservación del edificio, sino por el grave riesgo de caída de material y partes de ladrillos a la vía pública con los efectos que pueden imaginar y cuyo responsable puede ser la propia Comunidad de Propietarios.

Debido al tiempo transcurrido, no queda más que dirigirnos al Promotor al que habrá que requerir fehacientemente para que atienda y solucione el problema y en algunos casos también a la Dirección Facultativa de la Obra.

Como hemos explicado en anteriores ocasiones es necesario el dictamen de un perito que certifique el origen del problema, es decir, si se empleó un mortero de baja calidad, materiales no adecuados o si existía alguna otra causa que no fuera visible a primera vista. También podría determinar si el problema afectaba a toda la fachada o solo a algunas zonas.

Con el informe pericial y con la ayuda de un equipo de profesionales experto en defectos de construcción como nosotros, se iniciaría el procedimiento judicial contra la promotora por incumplimiento de contrato, para subsanar el defecto o vicio oculto o bien, exigir una indemnización para afrontar la propia Comunidad de Propietarios el arreglo de la fachada.